No hay nada más sexoso

Que decirle a un hombre que mueres de ganas de cogértelo.

Ser objeto de deseo parece ser una fantasía que ni siquiera ellos tienen clara. Seguramente, ninguno te ha dicho: “Qué bonito sentí cuando me dijiste que me querías coger”.

Pero, si fueras hombre, sabrías – de alguna manera muy básica e intuitiva – que esta afirmación conlleva toda una serie de implicaciones re importantes y atractivas:

  1. Que a la chica en cuestión le gustas harto (Súper bueno para cualquier ego).
  2. Que la susodicha no tiene miedo de hablar de sexo (Y, como dicen… del dicho al hecho, no hay un gran trecho. Osease, se ve acción en tu futuro).
  3. Que a esta mujer le gusta el sexo (No utiliza el conocido “quiero hacer el amor contigo” u otras formas sutiles de disfrazar el deseo femenino. Dice claramente “ganas” y “coger” en la misma frase. ¡Suertudo¡).
  4. Que seguramente es proactiva y le gusta tomar la iniciativa (¿Realmente necesito explicar lo que esto implica en la cama?)
  5. Que le gusta disfrutar, gozar y no siente pena ni culpa por ello (Por que, realmente, ¿de qué tendría que sentirse mal?)

Una mujer que sabe lo que quiere, como en otros ámbitos de la vida, es muy atractiva. Por eso, me llama la atención el que no se nos haya ocurrido antes.

Es más, la verdad no entiendo cómo es que nadie nos dijo esto antes. En lugar de preocuparnos por la celulitis o el outfit perfecto, era muuucho más sencillo concentrarnos en nuestro deseo y expresarlo en voz alta. Así de sencillo.

Ah, porque cómo cuesta trabajo pedir lo que queremos y más cuando tiene que ver con asuntos de cama. Es más, este mismo término resulta ridículo.  “Asuntos de cama”, por qué no llamar a las cosas por lo que son.

Pensemos por un momento qué pasaría si una mujer dijera: Yo muero de ganas de bailar toda la noche, de comer helado hasta que me duela la panza, de cantar a todo pulmón, etc. etc.

Todos diríamos “mira, qué divertida”, “sería una gran compañía”, “seguro la pasaría uno genial” y otro montón de halagos.

Pues, en el sexo debería ser exactamente igual. Querer pasarla rebien en la cama, llevar las cosas al límite y divertirse de lo loco debería ser socialmente bien valorado.

Poder decir “quiero cogerte” y dejar claro que disfrutas del sexo, que no sientes vergüenza en decir lo que quieres y que, muy seguramente, tampoco tendrás ninguna pena en hacer lo que deseas. Ser una mujer que sabe lo que quiere y que es clara al pedirlo. ¿O no todas queremos eso?

 

Un comentario sobre “No hay nada más sexoso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s