Todos contra el miedo

Se han preguntado ¿qué es lo peor que puede pasarnos?
Se han preocupado por el ¿y si …?
Hemos sufrido porque ¿yo creía que …?

Eso, se llama vivir con miedo.

Todos sabemos (espero) que el miedo nos paraliza pero lo peor es que el miedo nos sabotea, nos chantejea y nos hace actuar sin sentido y con resultados frecuentemente contraproducentes.

Pensemos… Es tu gran oportunidad en el trabajo, has realizado una presentación espectacular y, al último momento, el proyector no funciona, la última versión del documento no se grabó y tu otra ora perfecto inglés parece digno hijo de “Aprenda las vocales con Plaza Sésamo”.

Otro más: Has conocido a un chico/chica genial. Es más, te ha invitado a cenar ¡qué emoción! Ya han empezado a salir y, ¿qué pasa?, le has hecho un drama que ni tu sabías podías hacer, le has engañado con alguien que ni te gustaba o bien, le has hecho alguna otra cosita bonita por el estilo.

Un último: Tienes la oportunidad de acceder a ese programa/proyecto que te tiene tan entusiasmado y, en el examen de aplicación, fallas en las respuestas más fáciles y claramente dudas de tu capacidad no sólo para ganar ese proyecto sino de siquiera ser digno de haber sido invitado a concursar.

Todo esto es parte del auto-sabotaje que nos hacemos constantemente.

Y lo peor es que el miedo más grande es al miedo mismo. Nos da terror sentir miedo. Es más, nos paraliza el simple hecho de que podríamos sentir mucho más miedo del que ya sentimos ¿Súper lógico no?

En este mundo donde el éxito rige nuestras vidas, cualquier posibilidad de fracaso nos aterra. La mera posibilidad de no ser tan chingones como creemos/queremos/esperamos nos espanta tanto que nos volvemos víctimas de nuestras propias profecías.

Nos da miedo incluso ser felices, estar satisfechos con lo que tenemos y donde estamos porque, como dicen, “no vaya a ser”. Por eso, mejor no le entramos, más vale infelicidad conocida que felicidad por conocer.

2 comentarios sobre “Todos contra el miedo

  1. Cómo se supera todo eso, singularette? Cómo saber distinguir lo que es miedo de lo que es prudencia, prevención? Cuándo arriesgar sin ser temerario? El miedo, a veces, actúa como un patrón, pero lo mejor es deshacerse de él cuando ofusca o paraliza, desde luego. Pero puede ser una fuerza, un motor? Tampoco lo creo. Me da miedo pensar en el miedo como una fuerza, está siempre en manos de los poderosos. Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s