Y el sexo ¿qué tan importante es en el matrimonio?

De nueva cuenta, se nos olvida que antes del feminismo, los juguetes sexuales y las pastillas anticonceptivas, eso de coger era otra cosa.

No sólo porque por siglos su función fue meramente procreadora (sip, así dice el diccionario) sino que eso de disfrutarlo era razón suficiente para quemarnos toditos en el mismito infierno.

Pero, y aquí viene la parte tramposa, aunque la eyaculación y el orgasmo masculino no son lo mismo, la primera, frecuentemente… se siente bien. Así que para tener hijos los hombres debían – o al menos podían – disfrutarlo aunque fuera un poquito.

Y entonces ¿qué pasaba con las mujeres? Pues simplemente que ellas no estaban contempladas en la ecuación. Eso del placer era territorio masculino.

De hecho, cuando una mujer se casaba, se asumía (por ella, los otros y sobre todo por el marido) que los esposos se convertían en una sola figura legal, una sola entidad que era representada, ante la sociedad y los jueces, por el esposo. La mujer devenía un bien más a cargo de su querido cónyuge.

Por tanto, cuando una mujer aceptaba matrimoniarse, daba el consentimiento de tener relaciones sexuales en cualquier momento. Es decir, cedía el derecho a decidir cuándo y cómo, dando acceso irrestricto a su esposo al “lecho conyugal”.

Es más, la posibilidad de acusarlo de violación era totalmente impensable. Es hasta 1993 (sip, hace nada) que la Organización de las Naciones Unidas declaró la violación en el matrimonio como una violación de los derechos humanos. ¡El horror¡

Pero nosotros, habitantes del SXXI, tenemos la fortuna (aunque no sé qué tan generalizada sea esta afirmación) de que no nos violen pero ¿qué tal que nos maten del aburrimiento?

Lo que ocurre es que el mundo del placer sigue siendo masculino. Es como el dicho romántico “Donde come uno, comen dos”: Con que uno goce, ya la hicimos.

3 comentarios sobre “Y el sexo ¿qué tan importante es en el matrimonio?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s